fbpx
manfred thierry mugler biografia
Biografías

Thierry Mugler

Actualizado en enero 27, 2022

“Siempre me ha fascinado el animal más hermoso de la tierra: El humano” -Thierry Mugler 

 

El 23 de enero del 2022, el mundo de la moda amaneció con una devastadora noticia: Thierry Mugler, uno de los diseñadores más destacados de los años 80 y regresado a titulares gracias a figuras como Cardi B, Lady Gaga y Kim Kardashian en los recientes años, había fallecido a los 73 años.

Manfred, el primer nombre de Mugler, nació el 21 de diciembre de 1948 en Estrasburgo, Francia. Su padre era doctor de profesión, aunque algunas fuentes indican que también llegó a dedicarse a la cinematografía. Su madre era una apasionada de la moda y, en palabras de Thierry, era la mujer más elegante de la ciudad.

Mugler era un amante de las artes, dedicando su tiempo durante la infancia a ver películas de Hollywood, escribiendo y dibujando. A los 14 años entró a las filas del ballet de la Ópera de Rhin y al mismo tiempo comenzó a estudiar interiorismo en la Escuela de Arte.

A pesar de su fascinación por el escenario y la danza, rechazó una oferta para entrar al ballet del Siglo XX ubicado en Bruselas y decidió mudarse a París, donde su verdadera carrera como diseñador iniciaría con su colección “Café de París” en 1973 (luego de diseñar para otras marcas y realizar trabajos freelance).

Gracias a “Café de París”, consiguió inversionistas que le permitieron abrir su propia casa de moda, “Thierry Mugler”. Junto a otros grandes nombres, marcó la década de los 80 con grandes vestuarios.

 

 

 

Su característica principal fueron siempre las hombreras, que popularizó entre las tendencias. Sus diseños eran fascinantes, dignos de un ‘enfant terrible’ que podía ganarse la admiración o el desprecio, sin punto intermedio.

Su estilo tenía una fuerte orientación hacia lo sexual, con corset ajustados, cuero y látex. En su mayoría, se le consideraba con un aire de empoderamiento femenino, pero la contraparte estipulaba un ‘fetichismo de mal gusto’.

Pero esto no impedía que continuara con su carrera y éxito. Personalidades como Cindy Crawford y Naomi Campbell le respaldaban. Thierry Mugler se consideró como uno de los primeros diseñadores en incluir en sus show diversidad de talento invitando como modelos a artistas trans, estrellas porno y  drag queens.

Sus show no sólo eran una presentación de su nueva colección, eran también un espectáculo que le consiguió vender 6,000 tickets en 1984 para su evento en el centro de espectáculos Zénith.

En 1997, vendió los derechos de su nombre y marca a Clarins, una multinacional francesa de cosméticos. En 2002, Mugler se retiró de la compañía, permaneciendo solo en el área de perfumería, donde creó ‘Angel’, uno de los perfumes más vendidos en la historia.

 

 

Tras su retiro, buscó identificarse como Manfred, su primer nombre. Durante estos años, regresó a la escena sólo en algunas ocasiones, las dos más memorables: Diseñar el vestuario y algunos show del World Tour de 2009 de Beyonce y para diseñar el wet dress de Kim Kardashian para el Met Gala de 2019.

Manfred Thierry Mugler murió de causas naturales, como lo ha comentado su representante, en su hogar.

 

 

Manfred Thierry Mugler Biografia

 

Curiosidades

  • Tras dejar el mundo de la moda, quiso dedicarse al fisicoculturismo. También cambió su imagen, modificando su barbilla con un hueso de su cadera, queriendo representar el progreso de su vida. En sus palabras:

“Quería que mi cara representara progreso, porque después de muchos años de ser un delgado y encantador bailarín, ahora quería ser un guerrero. He hecho mucho en mi vida. He peleado por mucho. Soy un super héroe, así que es normal querer tener el rostro de uno”

  • 34% de las ganancias de las ventas del perfume Angel eran para él
  • Publicó dos libros, “Thierry Mugler: Photographe” en 1998 y “Thierry Mugler: Fashion Fetish Fantasy” en 1999
  • También dirigió varios films cortos y participó en la creación de sus vestuarios, como en el video “Too Funky” de George Michael
  • La creadora de Sailor Moon, Naoko Takeuchi, inspiró el vestuario de varias de sus villanas en los modelos de Thierry Mugler
  • La controversia del fetichismo en sus colecciones (junto a otras marcas de moda del momento, incluyendo Chanel y Saint Laurent) le consiguió una de las críticas más duras de la periodista Aline Mosby:

“La liberación de la mujer de ser vista como objeto sexual, se echó por la borda en los 10 días que duraron los show de Ready-To-Wear de París P/V de 1983 […] Podrá ser un desfile divertido de moda para algunas mujeres, pero una humillación para aquellas que son anti-sexistas”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.