fbpx
el hanbok coreano
Cultura

Corea, la moda & el hanbok, ¿Qué es?

Imagina portar una prenda con más de dos mil años historia. Vestir un Hanbok es una de las experiencias más llamativas para los amantes de la cultura coreana, tanto es así, que existen tiendas especiales que te permiten llevar este atuendo por unas cuantas horas siempre y cuando pagues una suma monetaria que va desde los 5,000 KRW hasta los 28,000 KRW que equivale entre los 300 y 600 pesos mexicanos por hora.

No por nada, para el 2015 Chanel presentó su colección crucero de verano en Seúl. Karl Lagerfeld, confesó ser admirador del traje tradicional coreano. En los diseños de su colección intentó dar al hanbok un enfoque moderno e internacional, intentando recrear cómo habría lucido de haberse creado en el siglo XXI.

Hasta hace poco más de un siglo los coreanos vestían la prenda tradicional como atuendo diario, aunque al día de hoy se utiliza únicamente en eventos especiales, siendo uno de estos el recibimiento del año nuevo o tal vez una tradicional boda. La esencia del traje es la línea fluida y sus colores vibrantes.  Existen hanbok para hombres, mujeres y niños que a su vez se dividen dependiendo de la clase social, edades y ocasiones.

El Hanbok femenino

El traje femenino esta compuesto por el Chogori (chaqueta corta estilo bolero que cubre el pecho), la Chima (falda amplia) y el Gureum (cinturón o lazo con el que se cierra el atuendo de manera grácil). La chaqueta tiene mangas largas decoradas delicadamente y una línea blanca en el cuello llamada Dongjeong que tiene como función principal crear armonía en la parte superior del vestuario.

 

Hanbok de Mujer
Comparación de Hanbok Femenino

 

El Hanbok masculino

El traje masculino se compone por el Pachi (pantalones amplios y bombachos anudados en los tobillos) y el Magocha (chaqueta con bolsillos que llegan hasta la cintura y se cierra con botones o lazos pequeños). Como accesorio especial se utiliza un sombrero llamado Gat que puede llegar a tener decoraciones sencillas y es principalmente de color negro.

 

Hanbok Masculino
Comparación de Hanbok para Hombe | Der. www.labitakora.com

 

Accesorios para la vestimenta

Otros elementos del Hanbok como vestuario tradicional coreano son los Kkotsin(calzado que acompaña al traje tradicional y suelen llevar flores bordadas) y los Beoseon (estilo de “calcetines’’). Las mujeres suelen llevar adornos en el cabello generalmente en forma de diadema.  

 

accesorios del hanbok
Accesorio para el cabello, Kkotsin & Beoseon

 

El Hanbok, traducido literalmente como “ropa para vestir’’ tiene sus orígenes en el sitio de entierro de Nain Ula, Mongolia, donde se encontraron trajes con las características básicas, mientras que en Corea se puede observar a la prenda en antiguos murales Goguryeos, una de las tres grandes regiones en la época conocida como uno de los “Tres Reinos” en dicho país y que datan del siglo III a.C.

El atuendo es el reflejo de la transformación y evolución de su pueblo, lleva consigo siglos de cambios y la influencia de diferentes culturas orientales que han hecho de la Corea actual uno de los países más importantes, es por ello que los nativos lo portan con tanto orgullo reflejando el sentimiento de su nación.

Fue a partir de esta época, la de los Tres Reinos de Corea, cuando la estructura básica del Hanbok quedó definitivamente establecida: chaqueta Jeoguiri, pantalones Baji, y la falda Chima. Siendo en el último periodo cuando las mujeres de alta posición comenzaron a llevar las faldas y chaquetas más largas acompañadas de un cinturón (anteriormente las chaquetas eran más cortas y ellas también utilizaban pantalón). Mientras que los vestidos de hombre se cambiaron por pantalones amplios y chaquetas.

La vestimenta tenía algunas variaciones dependiendo de la zona y el reinado al que pertenecían, por ejemplo en  el reino Goguryeo se podían apreciar longitudes largas y amplia anchura en el caso de las damas, mientras que en Baekje los trajes se caracterizaban por la belleza de su arte, la codificación de colores y tipos de tela, sometiendo a la prenda a un proceso más artesanal y convirtiéndolo en el uniforme de los nobles. Para el reinado de Goi (año 260) se establecieron reglas referentes a la decoración de los sombreros para vasallos dependiendo de la jerarquía que poseía cada uno.

Tiempo después se implementó un sistema de cuatro clases que se distinguían por el uso de diferentes colores en las mangas de los vestidos con el que el tercer rey de la dinastía Gwangjong en el reino de Goguryeo pretendía instituir disciplinas y también aumentar la fidelidad de los nobles.

El Hanbok recibiría su primer ‘twist’ para cuando el país, en el siglo XIII, firmara la paz con el imperio mongol de China lo que significaría un gran intercambio cultural que llevó a la vestimenta tradicional coreana  a experimentar su mayor influencia extranjera de parte de China y Japón: apareció el Gureum o cordón del Jeogori en el pecho que sustituía al antiguo cinturón y éste a su vez, ascendería por encima de la cintura al estilo bolero, por otro lado, la Chima se acortaría.

Momentáneamente, el Hanbok fue introducido por aristócratas, reinas y concubinas coreanas en el imperio mongol.

El diseño que podemos apreciar actualmente de esta exquisita pieza, es aquel que se llevaba en periodo de la dinastía Joseon a finales del siglo XIX y que reflejaba la jerarquía de la sociedad coreana.

Desafortunadamente, con la modernización y los nuevos estilos de vida llegaron también nuevas formas de vestimenta: las mujeres optaron por faldas más cortas, y se podían observar mayor diversidad de telas y complementos como el parasol a mediados del siglo XIX. Debido a la llamada “Reforma Kabo’’, una imposición de modernización posiblemente influenciada por Japón a finales de 1800, la prenda tradicional comenzó a desaparecer.

Para la década de  1960 aún era posible observar a ciudadanos coreanos portando el Hanbok, sin embargo, con la llegada de los trajes occidentales  el uso de la prenda típica disminuyó paulatinamente debido a la generalización y el alcance que los trajes ofrecían. Paradójicamente, fue en esta misma época cuando surgió el interés de rescatar la prenda y reavivar la “coreanidad’’  proponiendo un Hanbok mejorado que sería conocido como Kaeryang Hanbok (traducido de forma literal como Hanbok reformado) incluía entre los cambios el uso de botones y lazos. Desde alrededor de los años 80 y hasta la actualidad, el término Saenghwal Hanbok, que podría traducirse como  ‘la nueva versión’ del hanbok, es preferido debido a que realza mucho más el espíritu de esta pieza a la vez que alude a su carácter práctico y moderno.

 

 

En la actualidad, usar un Hanbok es sinónimo de lujo, elegancia y tradición y debido al trabajo que implica su fabricación, el costo es bastante elevado. Los coreanos siguen portándolo con gran orgullo, ya que esta famosa vestimenta tradicional coreana siempre los traslada a sus orígenes.

El atuendo típico coreano ha sido inspiración para grandes artistas, no solo en al ámbito  de la moda sino también creativos visuales como Christian Chanyang Shim, quien ha plasmado murales por los estados unidos teniendo como base a modelos de diferentes etnias y culturas vistiendo el Hanbok tradicional.

La diseñadora Lee Young Hee se ha convertido en embajadora de la moda coreana logrando rescatar la esencia del Hanbok al introducirlo en las pasarelas de Paris y Nueva York, desde 1990 ha tratado de aumentar la conciencia del uso del vestido tradicional en el mundo occidental.

Otros diseñadores como Kim Hye-soon, Kim In-ja y Lee Mun-jae se unieron  para realizar una colección integrada por 19 prendas tradicionales de Hanbok basados en la paleta de colores conocida como obangsaek , es decir, los cinco colores principales del espectro cromático tradicional coreano.  Estos se presentaron el palacio de Gyeongbok el 23 de octubre del 2016, con el tema “El renacimiento del Hanbok” en conmemoración al día del traje típico coreano.

Sin duda, la hermosura de esta prenda ha logrado influenciar a muchos artistas contemporáneos que sienten un gran  respeto por la cultura coreana y que pretenden recordarnos y rescatar las tradiciones que se han ido perdiendo a lo largo del tiempo.

 

Redacción: Adriana Vash

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *